Abder Quino

Marta es madre de Abder Quino y reside en Sololá. Ella como muchas madres que se han enfrentado a la noticia de que su hijo padece cáncer, no es la excepción; nos relata los duros momentos que vivió junto a su hijo en el largo proceso de la enfermedad.

"Mi hijo pasó 4 meses grave, en cama, fue a varios hospitales y no tenían respuesta a ninguno de los síntomas que presentaba, me dijeron que podía padecer de artritis, porque tenia una lesión en la rodilla que no le permitía ser el niño alegre, sonriente que siempre iluminaba mi casa. Visitamos muchos hospitales públicos y privados, fue muy desgastante y deprimimente porque gastamos nuestros ahorros y nuestros recursos cada vez se limitaban más. Era muy duro ver a mi hijo enfermo y sin saber la causa de todo lo que padecía: ya no comía, no caminaba ni queria jugar, ademas padecía de muchas fiebres y falta de apetito. 

Meses más tarde fuí referida por una doctora que se interesó por el caso de Abder, y ella me comentaba que no era normal que padeciera de todos esos síntomas. Inmediatamente Abder fue internado en el hospital de Sololá mientras obteníamos diagnóstico certero. Tuvimos que esperar 5 días por los resultados y yo juntaba toda la papelería de Abder para que fuera posible poder recibirlo en un hospital de la ciudad de Guatemala y poder trasladarlo. 

Recibí la noticia de que Abder padecía de cáncer. No sabía que hacer ni a quien llamar y fue muy triste porque siempre había escuchado que era una enfermedad mortal, que no tenia cura. Como madre y padre para mi hijo, solo me importaba el futuro de el porque es lo más importante para mi. Recibimos mucho apoyo de AYUVI, principalmente de la trabajadora social que siempre estuvo pendiente de nosotros, doctores y enfermeras nos trataron más que bien, con mucho cariño y amor, ni mis familiares me han tratado de forma tan cordial y amorosa. Me dan esperanza.

Agradezco a Fundación por ser esa pieza importante donde cada uno de sus colaboradores sale a la calle a buscar los recursos para que nosotros que no podemos costear un tratamiento, lo recibamos sin ningún costo. Agradezco a Dios, y a toda la gente de el hospital por ser unos ángeles y por luchar por los niños que padecen cáncer en Guatemala."

Abder actualemente recibe su tratamiento y lucha junto a su madre.

Dona Ahora

X